Shiffrin vuelve a lo grande: gana el globo del Eslalon e iguala la gran marca de Vonn y Stenmark

La historia de Mikaela Shiffrin ya tiene otra gran marca. La estadounidense se ha proclamado en Are ganadora del globo de cristal del Eslalon. Es el octavo de su carrera en esta especialidad, lo que hace que alcance a Lindsey Vonn e Ingemar Stenmark. La estadounidense lo hizo en la prueba reina de la velocidad, mientras que el sueco puede presumir de seguir siendo el único que tiene ocho globos en dos especialidades: Eslalon y Gigante. Solo ellos tres poseen esa marca, que tiene fecha de caducidad gracias a Shiffrin, que este miércoles cumplirá 29 años. 

Y si contamos todo los globos conquistados, Shiffrin se coloca ya con 16, a cuatro de los 20 que tiene Vonn como récord. Stenmark se quedó en 19.

Este octavo reinado en el Eslalon, un dominio que arrancó en 2013, lo concretó Mikaela con una exhibición, una más. Se Are logró su triunfo 96 en la Copa del Mundo, escoltada en el podio por la croata Ljutic y la suiza Gisin. La 100 debe esperar para la próxima temporada, porque la lesión hace que no quiera arriesgar en las pruebas de velocidad. Eso hace que Shiffrin no cuente para la General a pesar de estar a 345 puntos de Lara Gut. Esa batalla queda entre la suiza y Brignone, con 282 puntos de ventaja para Lara.

Desde el pasado 26 de enero no se veía a Mikaela Shiffrin en competición. La caída en Cortina d’Ampezzo ha tenido parada a la de Vail hasta hoy. Are ha sido la estación en la que ha regresado la gran estrella del esquí mundial, el lugar donde la temporada pasada hizo doblete al imponerse en el Gigante y el Eslalon. Además, fue en Are don de Shiffrin ganó por primera vez en la Copa del Mundo, allá por un lejano 20 de diciembre de 2012 y bajo los focos de una prueba nocturna.

Su regreso tenía como objetivo cerrar el globo, algo que tenía cerca porque solo Lena Duerr tenía a tiro a la estadounidense: 188 puntos antes de arrancar con 200 en juego como máximo para la germana.

La bajada de Michelle Gisin, la segunda mejor de la primera manga.

La bajada de Michelle Gisin, la segunda mejor de la primera manga.Pontus Lundahl

Con el interrogante de cómo estaba después de tantas semanas paradas, Shiffrin partió con el dorsal 5. Lo hacía sabiendo dos cosas: el tiempo de Duerr (50.18) y que para ganar el globo podía ser muy conservadora porque le valía estar entre las 18 mejores. A las 10.37 horas llegaba en momento esperado. Pero Mikaela de conservar sabe poco. Se lanzó por la Störtloppsbacken para superar las 69 puertas y los 68 giros con la naturalidad que es marca de la casa y se colocó primera gracias a sus dos décimas mejor que Gisin, que era la mejor: 49.94 por 49.96.

El desenlace

Con Shiffrin como mejor la primera manga, las apuestas para su victoria número 96 en la Copa del Mundo estaban disparadas. A lo visto en la primera parte de la prueba se sumaba la ausencia de su gran rival (Petra Vlhova, lesionada) y la sensación de que quienes podía ponerla en aprietos no tenían la solvencia de la de Colorado. Pero era verdad que la mínima ventaja con Gisin (0.02) y la corta con Ljutic (0.11) y Duerr (0.24) dejaba interrogantes abiertos. 

Federica Brignone quiso buscar puntos para presionar a Lara Gut en el General.

Federica Brignone quiso buscar puntos para presionar a Lara Gut en el General.Pontus Lundahl

En una jornada soleada y sin los problemas de visibilidad sufridos durante el Gigante de ayer, la segunda manga fue abierta por la francesa Marion Chevrier. El panorama dejado por la primera parte de la prueba reservaba todo el misterio para las tres últimas.  Pero había cosas, como el intento de Fede Brignone por recortar algo su distancia en la general con Laura Gut. Es casi imposible a falta de solo cuatro pruebas, pero la de Milán no va a dejar que no sea por no intentarlo. Por eso se apuntó en Are al segundo eslalon esta temporada, una especialidad que en nada se adapta a sus mejores valores. Apenas rascó cuatro puntos, pero… Su garra le impide dar un solo punto de ventaja si está en su mano evitarlo. 

A la salida de las cuatro mejores en la primera manga se llegó con una sueca en cabeza, Anna Swenn Larsson (1:44.31). La bajada de Duerr era clave para saber qué dificultad iba a tener Shiffrin para el globo. La alemana, con un gran último sector, se puso primera por una centésima. La siguiente era la croata Ljutic, con sus 20 años recién cumplidos. También se colocó primera, y eso ya aseguraba el globo para Shiffrin aunque no acabase la prueba. Eran 108 puntos de ventaja con un tope de 100 en juego para quien gane en Saalbach. Gisin se aseguró ser mínimo tercera. Y quedaba Shiffrin. Con el título asegurado, la norteamericana no tenía nada que conservar. Por eso regaló otra exhibición: victoria, la 96, con 1.24 de ventaja. Una vuelta a lo grande. De la más grande.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*